Preguntas Frecuentes: Suspensión de desalojos durante la pandemia de COVID-19 | Eviction Moratorium FAQs - Spanish

Actualizado el 16 de julio de 2020

El 26 de junio de 2020, la Asamblea Legislativa del estado de Oregon votó para extender la suspensión de desalojos en todo el estado, tanto para propiedades residenciales como comerciales, hasta el 30 de septiembre de 2020. El proyecto de ley habilita a los inquilinos a pagar los saldos pendientes hasta el 31 de marzo de 2021. 

Lea el texto completo de Oregon HB 4123 aquí.

¿La suspensión de los desalojos se aplica a todas las razones para un desalojo?

No, la suspensión solo se aplica al desalojo debido a la falta de pago del alquiler, las cuotas o los cargos por servicios públicos (en lo sucesivo denominados de forma colectiva “alquiler”) pagaderos al arrendador. La falta de pago del alquiler no tiene que deberse a la pérdida salarial resultante de la pandemia de COVID-19.

Esta suspensión no se aplica a los desalojos con cualquier otro propósito legítimo.

¿Esto significa que los inquilinos no están obligados a pagar el alquiler?

No. Los inquilinos están obligados por ley a pagar el alquiler, como es habitual. Sin embargo, no podrán ser desalojados por falta de pago durante el período de suspensión. Los inquilinos tendrán un período de gracia de seis meses para pagar el alquiler adeudado después de que se levante la suspensión.

Desde el 1 de octubre de 2020, los arrendadores pueden entregar a los inquilinos la notificación por escrito del saldo del alquiler pendiente. La notificación puede exigirle al inquilino que (1) pague el alquiler adeudado o (2) notifique al arrendador que pretende usar el período de gracia para el pago. Si el inquilino no notifica a su arrendador que pretende usar el período de gracia para el pago, es posible que tenga que pagar a su arrendador un monto igual a la mitad del alquiler mensual. Los arrendadores y sus inquilinos residenciales pueden acordar un plan de pago si ambas partes lo desean. Pero la ley no exige que los inquilinos acuerden un plan de pago.

¿Cómo podrán estar seguros los inquilinos de que no se los desalojará por la enfermedad de COVID-19?

Las protecciones de la suspensión en todo el estado aplican automáticamente. Sin embargo, es posible que los inquilinos discutan la posibilidad de un plan de pago voluntario con su arrendador.

Si bien los inquilinos no necesitan proporcionar a sus arrendadores pruebas de su pérdida de ingresos para estar protegidos por la suspensión de desalojo, los programas de asistencia financiera estatales o federales, si hubiera alguno, pueden requerir prueba de pérdida de ingresos relacionada con el COVID- 19. Es por eso que igual se recomienda que los inquilinos recopilen y guarden la documentación que demuestre la pérdida de salarios resultante de la pandemia por COVID-19. Esto incluye:

  • Una carta de un empleador en la que se cite al COVID-19 como el motivo de la reducción del horario de trabajo o del cese del empleo;

  • Cartas de los clientes o consumidores en las que se cite al COVID-19 como el motivo de la reducción o cancelación de órdenes de compra, alquiler de servicios u otros contratos que impliquen la generación de beneficios;

  • Una carta de la escuela u otro tipo de documentación emitida por el gobierno que declare el cierre de la escuela como resultado del COVID-19, o

  • Una carta del médico en la que se recomiende reposo en el hogar, aislamiento voluntario, hospitalización o medidas similares para el inquilino afectado o un miembro de su familia.

¿La suspensión protege a los inquilinos de las interrupciones de los servicios públicos por falta de pago?

La suspensión no protege directamente a los inquilinos de las interrupciones de los servicios públicos por falta de pago. Sin embargo, la Oficina de Servicio de Agua de Portland (Portland Water Bureau) manifestó que no cortará el suministro de agua por la falta de pago de las facturas del alcantarillado, los desagües pluviales o el servicio de agua durante la declaración de emergencia. Del mismo modo, Pacific Power, Portland General Electric (PGE) y Northwest Natural han suspendido temporalmente las desconexiones por falta de pago y extenderán sus servicios sin cobrar multas por pago atrasado.

¿Qué debo hacer si creo que mi arrendador está violando la suspensión?

Si un arrendador amenaza con desalojar a los inquilinos, aplica cargos por pagos atrasados, requiere un acuerdo de un plan de pago o viola la suspensión de desalojo de alguna manera, los inquilinos deben comunicarse con un abogado o un defensor de la comunidad como la Community Alliance of Tenants (Alianza comunitaria de inquilinos) o los Legal Aid Services of Oregon (Servicios de asistencia jurídica de Oregon) para obtener ayuda.

¿Cuándo terminará la suspensión de los desalojos?

La suspensión en todo el estado termina el 30 de septiembre de 2020 y los inquilinos podrán ser desalojados si no pagan el alquiler a partir del 1 de octubre de 2020. Sin embargo, también habrá un período de gracia de seis meses, hasta el 31 de marzo de 2021, para pagar el alquiler pendiente adeudado del período de suspensión. Si un inquilino pretende usar el período de gracia para pagar el saldo pendiente, es posible que deba notificar a su arrendador.