April 13, 2020

El Condado de Multnomah y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Oregón se juntaron esta semana para hacer un video informativo en español sobre la orientación de salud pública, los servicios de clínica de cuidados primarios, los derechos laborales y los recursos comunitarios durante COVID-19.

La directora regional de salud, Dra. Jennifer Vines, proporcionó una descripción general de los casos en el condado, ahora cerca de 1,000, con una cuarta parte de enfermos en el hospital. Ella dijo que las pruebas aún no están disponibles para todos, pero el acceso está aumentando.

“La buena noticia es que parece que el número de casos no se ha acelerado como ocurrió en el estado de Washington o en la ciudad de Nueva York. Si continuamos manteniendo el distanciamiento social lo más posible, los hospitales serán capaces de acomodar los casos más severos.”

Ella reconoció que es difícil mantenerse físicamente separado de las personas que amamos, y también es difícil cuando vivimos en hogares con varias personas. No hay un lugar o centro de atención dedicado para que una persona vaya si no quiere arriesgarse a enfermar a otras personas en el hogar.

En esos casos, las personas deben hacer lo mejor que puedan, dijo. Dedique una habitación y un baño a la persona enferma, si es posible, e identifique a una persona sana sin otras condiciones de salud para cuidar a esa persona.

"Y lo más importante es solicitar atención si tiene síntomas graves".

La doctora Vines sugirió que los espectadores visiten C19oregon.com, una aplicación gratuita disponible en muchos idiomas para ingresar sus síntomas y otros riesgos, y obtener recomendaciones sobre qué hacer y dónde buscar ayuda.

Recibiendo nuevos pacientes

Un lugar al que los residentes pueden acudir para recibir atención primaria es cualquier centro de salud operado por el Condado de Multnomah. Estas clínicas aceptan pacientes nuevos, sin tener en cuenta la cobertura del seguro médico o la capacidad de pago.

Ruby Ibarra, trabajadora de salud comunitaria en La Clínica de Buena Salud del condado de Multnomah, ha trabajado para el condado durante 25 años. Ella sirve a los residentes de LatinX en el centro de salud del vecindario de Cully.

"Las clínicas están abiertas, para todos", reiteró. "No importa su estado legal, su raza o su orientación sexual".

Las clínicas se han ajustado al COVID-19 cambiando las citas médicas por teléfono siempre que sea posible. Ibarra dijo que hay muchos proveedores disponibles. Para los pacientes que tienen enfermedades crónicas u otros factores de riesgo y no pueden salir de sus hogares, el personal de la clínica como ella han comenzado a entregar alimentos y medicamentos a los hogares de las personas.

“Entregamos los medicamentos y nos aseguramos de que tengan lo que necesiten. También tratamos de asegurarnos de que tengan alimentos y las necesidades básicas ".

Para la comunidad fronteriza, Ruby Ibarra quiere que sepan que ella todavía está aquí junto con equipos de trabajadores de salud y proveedores comunitarios para satisfacer sus necesidades.

“Todos estamos haciendo nuestra parte y esperamos que la comunidad haga su parte y estamos unidos en esto. En la unión está la fuerza. Sé que todos estamos ansiosos, pero estamos aquí para servirles. Para lo que necesiten, por favor llamen a su clínica.”

Respuesta del Condado

Pilar Montejo, intermediaria de la respuesta de emergencia para organizaciones comunitarias y religiosas con el Centro de Operaciones de Emergencia del Condado, donde las agencias trabajan unidas para responder al brote y llegar a los residentes con información vital.

La respuesta del condado incorpora planificación, logística, información pública y operaciones y también incluye un amplio equipo de intermediarios.

"Y yo soy parte de este equipo llamado enlaces", dijo. “Hay más de 20 grupos de personas conectadas con sectores de la comunidad: escuelas, atención médica, servicio de alimentos, grupos religiosos y empresas. Estamos traduciendo materiales y haciendo videos. Nos conectamos con los líderes de esas comunidades. Hacemos llamadas, escribimos correos electrónicos, realizamos videoconferencias y hacemos conexiones con los recursos".

Todo eso lo comparten en el sitio web en multco.us/covid19. También elevan la voz de la comunidad en las discusiones de políticas y la orientación de salud pública. Las personas se ponen en contacto con ellos en cualquier idioma, simplemente enviando un correo electrónico a covid19info@multco.us

“Necesitamos saber lo que la gente necesita. Necesitamos saber si la información que compartimos es accesible ", dijo. "Si no es así, díganos cómo conseguirlo. Si no siente que tiene suficiente, contáctenos. Y contacte a los líderes de su comunidad”, dijo.

Derechos laborales

Aunque la Gobernadora le ha pedido a la mayoría de los residentes que trabajen desde casa si es posible, muchos residentes aún deben ir a trabajar. Ricardo Vázquez Rodríguez, coordinador de alcance de educación pública con OSHA, dijo que normalmente reciben 2,000 llamadas al año. Obtuvieron más que eso en dos semanas durante el COVID-19.

Muchas de esas llamadas son sobre la distancia segura, sobre si las personas pueden ir a trabajar o si la policía podría detenerlas por conducir al trabajo.

“Estos son tiempos difíciles. Muchas personas en nuestra comunidad están preocupadas”, dijo Vázquez Rodríguez. El quiere que los trabajadores sepan que la distancia física es una cosa muy importante para cualquiera que deba ir a un lugar de trabajo y que sean creativos con los cubrebocas faciales. Los cubrebocas N95 han sido reservados para los trabajadores de la salud, por tanto las personas deben de pensar cómo elaborar su propia protección en casa.

La mejor forma de encontrar información relacionada con empleo es ir a: https://osha.oregon.gov/Pages/re/covid-19-sp.aspx

“Lo único que podemos decir es que tenemos que permanecer unidos,” dijo. “¡Estos son tiempos difíciles pero permaneciendo unidos y trabajando juntos saldremos adelante!”